CITA PREVIA: 918 305 114 (Alcalá de Henares) · 911 379 559 (Bruder - La Garena) |  ENVIAR CURRICULUM

ORTODONCIA

NIÑOS

Cuando empezar la ortodoncia en niños
Niña

La edad recomendada para visitar al ortodoncista (dentista especializado en ortodoncia) por vez primera es a los 6 años de edad. Como norma general habrá que esperar a que empiecen a salir los primeros dientes permanentes o muelas de los seis años, son muy pocos los casos que necesitan aparatos a esa edad.

Si no existen problemas y el niño presenta un correcto crecimiento y desarrollo, el momento ideal para realizar el tratamiento de ortodoncia, en la mayoría de los casos, es cuando ha finalizado el recambio dentario y han erupcionado todas las piezas definitivas (12-13 años).

A edades tempranas podemos intervenir en el crecimiento y desarrollo del niño, realizando ortopedia dentofacial, con lo que mejoraremos el futuro espacio para los dientes e incluso podremos mejorar la armonia de la cara del favorablemente.

La ventaja del tratamiento precoz es que podemos detectar malformaciones esqueléticas y dentarias que se evidenciarán en el adolescente o en el adulto. Si no se hace pronto un tratamiento adecuado, lo que comenzó por un simple desajuste oclusal, se irá convirtiendo en un problema óseo que puede dar lugar a una maloclusión esquelética, pudiendo provocar una desviación del crecimiento, asimetría facial, incluso derivar en posibles dolores musculares y articulares. Lo que en el niño puede tratarse con pronostico favorable y aparatología sencilla, en el adulto, en caso de no realizar tratamiento precoz, puede derivar en tratamientos complejos como extracción de dientes, cirugía ortognática (operar al paciente), prótesis dentales (dientes postizos), etc.
La planificación de un tratamiento lo más precoz posible se justifica debido a la localización de problemas funcionales capaces de iniciar algunas displasias esqueléticas en el niño en crecimiento.

En primer lugar es necesario un tratamiento etiológico para eliminar las causa y posteriormente sintomatología, con el fin de recuperar la forma y la función. Asimismo habrá que intervenir en el crecimiento y desarrollo craneofacial, ya que en determinadas ocasiones el problema dentario radica principalmente en una disposición anómala de las bases óseas y de los procesos dentoalveolares. Las maloclusiones con componente esquelético tienden a empeorar con el tiempo. Por eso el objetivo del tratamiento temprano será normalizar cuanto antes la morfología, la función masticatoria y el crecimiento facial, condiciones necesarias para poder conseguir la estabilidad de los resultados.

Todo esto justifica que nosotros comencemos algunos tratamientos desde los cuatro años de edad, haciendo una labor preventiva de gran importancia. De esta forma, con métodos ortodóncicos muy simples se pueden conseguir los efectos ortopédicos necesarios durante el crecimiento.

Según la Asociación Americana de Ortodoncia, el tratamiento temprano es ventajoso por las siguientes razones:

Influye en el crecimiento de la mandíbula de forma adecuada.
Armoniza el ancho de las arcadas dentales.
Mejora el patrón de los dientes permanentes.
Conlleva menor riesgo de traumatismo en los incisivos superiores protuídos (dientas hacia fuera).
Corrige hábitos orales.
Mejora la estética y la autoestima en un momento en el que su impacto emocional es muy importante para el desarrollo psicológico y la integración social del niño.
Simplifica y/o acorta el tiempo de tratamiento en la fase de ortodoncia correctiva.
Reduce la posibilidad de dientes permanentes impactados.
Mantiene o gana espacio para los dientes permanentes que van a erupcionar.
Puede llegar a reducir o eliminar problemas respiratorios o del habla.
Favorece la higiene. Los dientes rectos son más fáciles de mantener limpios y menos susceptibles a las caries y a enfermedades de las encías.

Algunas de las maloclusiones que se pueden beneficiar del tratamiento precoz son:

Mordida Cruzada
Mordida Abierta
Clase II (incluye resalte y sobremordida inadecuados)
Clase III
Hábitos

Pídenos gratuitamente una segunda opinión

¿Te han aconsejado que hay que empezar con urgencia el tratamiento de ortodoncia de tu hijo?
¡Iniciar pronto el tratamiento no significa terminarlo antes, al revés!

ADOLESCENTES

Tratamientos de ortodoncia para adolescentes

Brackets

El “cuadradito de metal” que va adherido al diente se llama bracket.

Los brackets se colocan en todos los dientes de la boca. Estos a su vez están unidos entre sí mediante alambres de metal que denominamos arcos. Las ligaduras sirven para unir los arcos a los brackets.

El movimiento dentario se produce cuando el bracket unido al diente se desliza a lo largo del alambre, produciéndose fricción entre ambos. Además de la fricción entre el bracket y el alambre existe la fricción producida por las ligaduras elásticas que los unen.

La fricción se opone al movimiento dentario y por lo tanto, a mayor fricción menor movimiento. La fricción es un factor determinante en el movimiento de los dientes ya que aumenta la fuerza requerida para el alineamiento de los dientes, haciendo más lento el movimiento dental y aumentando el tiempo de tratamiento.

Existen varios factores que pueden disminuir la fricción y por lo tanto realizar un movimiento mas fisiológico y rápido, como por ejemplo, el tipo de bracket. Tanto el material como el diseño del bracket serán elementos fundamentales para éxito del tratamiento. Por lo tanto es fundamental una correcta elección del tipo de aparato para cada tratamiento y personalizar para cada paciente. Por esta razón, el Dr. Manuel Román sólo utiliza técnicas innovadoras en ortodoncia, como el empleo de brackets de baja fricción y brackets de autoligado.

Los brackets de baja fricción como Damon o Tip-Edge son la tecnología más moderna que existe para conseguir una sonrisa perfecta. Estos nuevos sistemas han conseguido reducir el tiempo de tratamiento, en la mayoría de casos sin necesidad de extracciones de dientes y con menos molestias. Se trata de brackets de última generación que, combinados con alambres de alta tecnología, crean un sistema de baja fuerza y baja fricción que permite que el movimiento dentario sea más rápido, más confortable y más eficiente.

Aparatos Funcionales

Los aparatos funcionales (o activadores) son aparatos que utilizan las fuerzas generadas por la musculatura del propio paciente en crecimiento y mediante modificaciones funcionales tienen como objetivo la corrección problemas esqueléticos y dentoalveolares.

Adolescente

Ven a conocernos

Descubrirás porqué nuestros pacientes de Alcalá de Henares y Guadalajara están tan satisfechos

ADULTOS

La ortodoncia no tiene edad
Mujer

Los pacientes adultos tienen unas características particulares y se plantean ciertas cuestiones diferentes que las del paciente infantil y adolescente.

En ortodoncia consideramos adultos a aquellos pacientes en los que ha finalizado el crecimiento de los huesos maxilares. Esta peculiaridad hace que no sea posible modificar el crecimiento de dichos huesos, de modo los tratamientos de ortopedia dentomaxilar no pueden realizarse en adultos o están muy limitados.

Además, en numerosas ocasiones los pacientes adultos requieren tratamientos multidisciplinares, es decir, tratamientos en los que hay que integrar la ortodoncia con otras especialidades odontológicas (implantología, prostodoncia, periodoncia...). Es en estos casos donde la planificación del tratamiento toma más importancia. La comunicación entre los diferentes especialistas es fundamental.